Ressenya

LA GRAN BELLEZA

Imagen de La Gran Belleza.  Extraída de El Confidencial

Imagen de La Gran Belleza.
Extraída de El Confidencial

A la pregunta de por qué Jep Gambardella (personaje central del film) no escribió otra novela tras su gran y único éxito, éste responde: <<Porque buscaba la gran belleza, pero no la he encontrado>>.

La Gran Belleza (film de Paolo Sorrentino que fue galardonado con el Óscar a la mejor película de habla no inglesa el pasado 2013) tiene como eje central el reflejo de la mirada del artista, suficientemente apegada al mundo como para maravillarse ante las particularidades de las cosas pero plenamente consciente de que tras la fachada de lo real hay algo que se nos escapa; y por tanto melancólica.

Ya desde un inicio, la película nos advierte del peligro que uno corre al dejarse llevar por la belleza, pues bajo el preludio de <<Roma o Morte >> vemos cómo un turista japonés cae víctima del Síndrome de Stendhal ante la magnificencia del paisaje romano.

Tras esta escena inquietante, podemos observar a la alta sociedad italiana que tras la caída del sol da paso al alcohol, las drogas y los tambores deshinibiéndose así de la hermeticidad y del normativismo por los cuales está regida. Inmerso en éste ritual dionisíaco donde el glamour de la noche italiana se entremezcla entre pájaros enjaulados, depravados y unos cuantos mariachis despistados; se nos presenta a Jep Gambardella (Toni Servillo), que lejos de ser un lobo estepario está sumergido a lo que él llama el vórtice de la mundanidad.

No obstante, tras su 65º aniversario, Jep sentirá cómo los años pesan sobre él y esta dualidad entre lo bello y lo decrépito se magnificará produciendo en él una crisis que se suavizará tras conocer a Ramona, quien disfrutará del esplendor del lujo por vez primera; pero que quedará patente sobre todo tras la muerte de Elisa, su primer amor, del cual nunca pudo olvidarse.

En definitiva, La Gran Belleza es un espectáculo donde uno puede maravillarse ante la magia del mundo y acariciar el aire que rodea cada escena a la par que puede intuir la melancolía y el desapego del artista y la crudeza de la realidad a través de sus monólogos punzantes en los cuales se critican las falsas apariencias, la alta jerarquía de los estamentos religiosos y el arte contemporáneo; todo bajo el lema de <<tutto è un truco>>.

Marina Frean

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s