Gabinet de Curiositats

Sixena: l’art que mai varem robar

sixena-foto

El monestir després de l’incendi.

Joaquim Folch i Torres, dies abans de l’esclat de la Guerra Civil, concretament el 2 de juliol de l’any 1936 i, per tant, encara dins de la República, publicava al diari La Vanguardia un article en el qual feia una crida a la necessitat de salvaguardar el deteriorament que estava afectant al monestir de Santa Maria de Sixena. Deia així:

“Y pudimos comprobar, con dolor, cómo la destrucción de las pinturas murales de su preciosa sala capitular avanza de manera alarmante. Monumento único, como hemos dicho ya, en España y una de las piezas de decoración mural de su época más importantes de Europa, a instancias de los «Amics dels Museus de Catalunya» damos a conocer hoy a los lectores de La Vanguardia esta maravilla, y. a la vez, llamamos la atención de las autoridades artísticas de Aragón y al director general de Bellas Artes de la República, nuestro buen amigo don Ricardo de Orueta, sobre el caso.” I seguia comentant: “Nuestro buen amigo el arquitecto y arqueólogo José María Gudiol, que guiaba la excursión, confirmó éstos, con certeras y justas palabras, en la bella conferencia que sobre las pinturas nos dio en la sala capitular, y, no obstante ser ellos tantos y tan crecidos, la obra se pierde y se perderá totalmente, si quien puede y debe no acude a salvarla. Sirvan estas líneas de voz de alarma, deseando que lleguen donde corresponde, para asegurar este tesoro, que desaparecerá si no se opone a ello radical remedio.”

La preocupació per l’art, més enllà de les geografies, i la preservació del patrimoni era l’objectiu dels qui en aquells moments integraven el panorama cultural i polític català. Personatges com el mateix Joaquim Folch i Torres, Josep Gudiol i Ricart, Oleguer Junyent, Josep Puig i Cadafalch, Apel·les Fenosa, entre molts d’altres, defensaren des dels inicis que l’art no entén d’orígens, sinó tan sols el llenguatge de la humanitat i la universalitat i que la recuperació de qualsevol llegat artístic que es trobés en circumstàncies d’abandó i deixadesa, com ho havia sigut el rescat del romànic català, havia de ser salvat i estudiat.

Per tant, si bé el monestir fou incendiat el 9 d’agost del 1936, un mes abans ja s’estava patint pel seu detriment. L’incendi fou el toc d’alarma que va fer actuar als catalans amb una immediatesa total, en clars termes de supervivència. Així doncs, davant la passivitat i la ignorància d’altri, què havíem de fer? Doncs era molt fàcil, actuar amb grans dosis de consciència i de seny per tal de salvar-ho. Però el més trist de tot plegat és que si la crema del monestir no s’hagués efectuat, la qual cosa no defenso de cap de les maneres, haurien deixat en l’absolut abandonament tot allò que constituïa el monestir de Sixena. L’incendi, contradictòriament, va permetre que moltes de les obres no es perdessin i que les malmeses poguessin ser restaurades.

Ara, nosaltres, els catalans, som els abominables, els culpables d’haver valorat, recuperat, restaurat i mantingut tot un patrimoni però, ai las!, en comptes d’agrair-nos-ho ens cremen vius a les mateixes brases en les quals cruixien els [pobres] retaules convertits en llenya -pels propis habitants- i que es trobà, horroritzat, Apel·les Fenosa en la seva expedició a terres aragoneses un cop assabentat de l’incendi.

Admetre que s’ha fet alguna cosa malament no agrada a tots aquells que es creuen posseïdors de la gran veritat i es consideren escriptors d’una història que tan sols existeix en el seu imaginari. Tot això en un país on el revisionisme històric és sinònim de tabú. Per això, el més fàcil és culpar a l’altre, i si és català millor, perquè aleshores ja no demana de justificacions i proves, perquè la seva història ha dictaminat que atacar als catalans és un acte totalment gratuït i, a més, sense conseqüències.

La ignorància és, possiblement, un dels pitjors mals de la humanitat la qual, quasi sempre, va lligada a la desmesura, al sense sentit, a la inconsciència i un “tot si val” que deixa via oberta a la mentida i a la manipulació històrica. Josep Pla, encertadíssim i incisiu deia: “La falta de memòria és l’origen de la ignorància i de la forma més perillosa de la ignorància, que és la demagògia.” I segurament no hi ha frase més actual que aquesta.

Sixena és un pretext, no és un problema artístic, és un problema polític i, més concretament, el que podem batejar com una catalanofòbia que s’expressa obertament i sense embuts. No és just, no ho podem permetre, vam actuar com qualsevol nació madura hauria actuat, no hem de dubtar, no hem de fer cap pas enrere, no hem fet res malament i, el més important, no ens hem de justificar. Nosaltres no juguem a cap lluita fratricida, nosaltres no som Caïm, en tot cas, nosaltres som Abel.

Ens diuen que alcem fronteres, que el paràsit català espolia i roba, però el que no saben és que ells són els primers en construir dics ideològics bastits d’odi i d’ignorància i, el pitjor de tot, són els mateixos que fins fa poc ni s’havien interessat pel seu propi patrimoni, actitud que va canviar quan es van adonar que el llegat que havien deixat perdre descaradament es troba respectat, cuidat i conservat on els hi fa més ràbia, que és en terres catalanes. I és que el que no entenen és que la cultura no vol tornar a la casa dels qui, creient-se defensors de les grans causes, la menystenen i la banalitzen.

Carlota Marzo Baron

Anuncis

8 thoughts on “Sixena: l’art que mai varem robar

  1. Las pinturas de la sala capitular del monasterio de Sijena habían aguantado 700 años en perfectas condiciones. La hija de Gudiol decía en la biografía de su padre, hablando de un viaje unos meses antes del incendio, que las pinturas de la sala capitular estaban “perfectamente conservadas a causa de los pocos cambios atmosféricos que se producen en estos edificios tan cerrados”.
    Por otra parte, Folch i Torres propuso a la priora de Sijena el arranque y la compra de las pinturas en 1921.
    Por lo tanto, la veracidad de las palabras de Folch i Torres es más que dudosa.
    A mí no me cabe ninguna duda: Gudiol inició una tarea de salvamento de las pinturas de Sijena. Esa tarea se completará el día en que vuelvan al monasterio. Si no vuelven, ¿en que se diferenciaría su tarea de la de un expolio?
    Sobre el argumento del anticatalanismo voy a hacerte unas preguntas que me gustaría que contestes y que lo hagas con sinceridad.
    Los catalanes lleváis fama de defender lo vuestro. Imagina que a la comunidad de monjas/es de un monasterio emblemático de Cataluña como puede ser Poblet, Monserrat, Santes Creus, o Ripoll, se le dice que tiene que trasladarse a un monasterio hermano en Zaragoza, porque se van a hacer obras de restauración en el suyo. Que al día siguiente se presenta el arzobispo de Zaragoza con un camión y se lleva un montón de obras de arte que deja depositadas en el Museo Diocesano de Zaragoza. Que las obras de restauración no llegan ni a empezar, de forma que el traslado se convierte en permanente. Y que aprovechando que la comunidad ha traído consigo las obras de arte de su monasterio, la Diputación General de Aragón se las compra.
    ¿No te parece que, aunque las compras fueran legales, la DGA habría cometido un abuso, un atropello, contra la historia y el arte catalán?
    Si, además, tuvierais argumentos para pensar que las ventas fueron fraudulentas, ¿no haríais todo lo posible por recuperarlas?
    ¿Haría falta que los catalanes fueran, por encima de todo, antiaragoneses para reclamarlas?

    M'agrada

  2. Retroenllaç: Nunca creas una historia sin fisuras | El blog de Inde

  3. Los vecinos de Sijena no destruyeron el Monasterio, eso es un bulo que se ha sacado Velasco, que para nada se corresponde con lo que dicen distintas memorias de los hechos. En Sijena se abrieron unas 30 causas siendo practicamente todas archivadas lo que no casa para nada con la participación de los vecinos en hechos tan graves, cuando el bando sublevado se caracterizó por ejecutar por el simple hecho de pertenecer a un partido o un sindicato republicano. En las elecciones de 1936 la victoria de las derechas en Sijena fue aplastante, con apenas 30 votos a las izquierdas, otro dato que contradice la participación masiva de vecinos en aquellos hechos, según Velasco. Lo de Velasco es realmente vergonzoso, porque no se pueden decir más mentiras en cada argumento para no devolver los bienes expoliados, y al que no le queda más recurso que taparse en el retal de la bandera y agitar de forma incendiario un supuesto anticatalanismo. En Aragón estamos ya muy hartos de tanta caradura y de tanta mentira. Cumplan las sentencias y devuelvan lo que no es suyo.

    M'agrada

  4. Me parecen menos sesgadas y más objetivas las opiniones de Joaquín e Inda.
    El artículo es militante anti los otros…los no catalanes.
    No muestra rigor ni contraste de documentación ni opiniones.

    M'agrada

  5. Por el momento la templanza no parece una de tus virtudes, Carlota. Te animo a seguir estudiando, aprendiendo, experimentando. Persevera y pronto entenderás que las cosas no son blancas o negras, que el que no piensa como tu no necesariamente te odia y que cabe la posibilidad de que no esté completamente equivocado. Saludos

    M'agrada

  6. Leo con detenimiento su escrito y me permito opinar:

    Nadie duda, ni se dudo en su día de la necesidad de actuar en Sigena para salvaguardarla del deterioro.
    ¿En que se basa para decir que no se habían interesado por SU – dice usted muy bien, SU – patrimonio? (No lo nombro ni suyo ni mío, por no personalizar)
    Dice que – y cito sus palabras: “Cataluña actuó con conciencia y cordura y ahora somos abominables, somos Caín, tienen catalanofobia”.

    ¿Pero qué dice? NO los queremos quemar vivos. No tema, no va con Aragón. Pero TAMPOCO iba dejar a “Sigena en el absoluto abandono”. Otra cosa es que un régimen dictatorial desoyera como debía e hiciese la vista gorda inclinando la balanza al lado erróneo.
    Mas caso debió hacerse a Aragón en su día y hoy, y no tanto culparla de abandonar sus bienes. ¡Que no se abandonaron! Pónganle nombre: Cuidado, custodiado… Yo soy Aragonesa, así que por mi parte: Gracias. ¡Ve como SI las damos!

    Dice usted que: “Admitir que se ha hecho algo mal no gusta a todos aquellos que se creen poseedores de la gran verdad y se consideran escritores de una historia que sólo existe en su imaginario” TOTALMENTE, aplíquense esa frase.

    Que “la ignorancia es, posiblemente, uno de los peores males de la humanidad la que, casi siempre, va ligada a la desmesura, el sin sentido, a la inconsciencia y un todo vale que deja vía abierta a la mentira y a la manipulación histórica”.
    TOTALMENTE, repítala frente a su espejo.

    Josep Pla, acertadísimo e incisivo decía: “La falta de memoria es el origen de la ignorancia y de la forma más peligrosa de la ignorancia, que es la demagogia.” TOTALMENTE de acuerdo.

    Sigue “No es justo, no lo podemos permitir, actuamos como cualquier nación madura habría actuado, no debemos dudar, no tenemos que hacer ningún paso atrás, no hemos hecho nada mal y, lo más importante, no hay que justificar. Nosotros no jugamos a ninguna lucha fratricida” TOTALMENTE. Así vemos en Aragón nuestra posición. Salvo en una cosa, la lucha, no fratricida pero si por la justicia y dignidad.

    Dice usted que “la cultura no quiere volver a la casa de los que, creyéndose defensores de las grandes causas, la desprecian y la banalizan”. ¿No hablara de Aragón?

    Y yo pienso que “la cultura no quiere quedarse en la casa – y va por Cataluña – de los que, creyéndose defensores de las grandes causas” se creen con derecho de apropiarse de lo ajeno.

    Gracias, gracias, hasta el infinito y más allá. Por cuidar de los bienes y por retratarse usted misma tan bien (waff). ¡Entalto Aragón!
    Cris RP

    M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s